Las mochilas pueden parar hasta un disparo de una Magnum .44 a quemarropa.
fuente: ntn24.com

La masacre perpetrada por el joven Adam Lanza en la escuela Sandy Hook, Newtown (Connectticut), desencadenó una compra desbordada de mochilas a prueba de balas, en un intento de los padres por resguardar a sus hijos cuando estén en la escuela. (more…)

También te podría interesar:   Al menos 15 muertos y 34 heridos en ataque con vehículo-bomba en Afganistán

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.