Mónaco,efe.- Hace treinta años que la misma carretera que la había hecho inmortal en el cine en «To catch a thief» terminaba con la vida de Grace Kelly, actriz convertida en princesa, máxima expresión máxima expresión de la rubia de Hitchcock, símbolo vigente de elegancia y glamour y matriarca del mediático clan Grimaldi. (more…)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí