Madrid, (EFE).- Daniel Barenboim solo se ha cuestionado una vez su profesión: tenía 17 años, una pieza se le resistía y se preguntó si quería seguir adelante. La respuesta fue que era músico no porque quisiera sino porque “necesitaba serlo”. Ahora, a punto de los 70, duda mucho pero, bromea, no precisamente sobre “eso”. (more…)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí