Río de Janeiro, 1 oct (EFE).- Nadie es capaz de imitar, ni de lejos, el contoneo de caderas de Shakira, que esta noche demostró en Rock in Rio que no hace falta recurrir a un espectáculo exacerbante para triunfar de nuevo en un festival que la adora y delante de un público que la idolatra. (more…)

También te podría interesar:   EE.UU. supera los 202.700 muertos y 6,97 millones de casos de COVID-19

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.