Por José Tejada Gómez
SANTO DOMINGO. Hemos leído unas declaraciones de Ney Zapata y Ricardo Rodríguez Rosa (http://merengala.blogspot.com) oponiéndose a la idea sustentada en el Plan Estratégico de Desarrollo Institucional de Acroarte que proponemos, cuestionando que en este plan se haya planeado la idea de que los premios Casandra sean llevados a la Gran Arena del Cibao.
Ney Zapata no explica su oposición y se limita a decir que eso no podrá ocurrir por todos estos años. Ricardo Rodríguez Rosa apela a su condición de presidente de Adompretur en esa ciudad para descalificar a Santiago como sede de los premios Casandra. Dice que no hay hoteleria y que las habitaciones allí no pasan de 800, obviando detalles que veremos más adelante.
Zapata y Rodríguez Rosa son promotores de la candidatura de Máximo Jiménez para la presidencia de Acroarte y suponemos que se oponen a la iniciativa porque la propuesta es sustentada por quienes impulsan mi candidatura.
Remito a Rodríguez Rosa las conclusiones del seminario que celebrara Adompretur en Santiago, entidad de la que a nivel nacional soy presidente del Consejo de Asesores, y las confronte con su postura ahora y que diga si la misma está en consonancia con sus declaraciones en la cual le resta potencial a la Ciudad Corazón para acoger un acontecimiento artístico como los premios Casandra.
Los hoteles Gran Almirante, Matum, Garden Court, Century, Platinium, Aloha Sol, Centro Plaza y Camp David deben disponer de más habitaciones que el Hotel Barcelo (Lina), y que es donde se alojan los invitados nacionales y extranjeros a los premios Casandra, y sobran habitaciones. Los distinguidos colegas hablan como si cuando se celebran los premios Casandra se rebozaran todos los hoteles del Distrito Nacional.
¿Cuál es el otro problema? ¿El personal artístico? En Santiago los hay y Santo Domingo está muy próximo para si fuera necesario llevarlo. ¿A caso para el ceremonial recién pasado no se trajeron bailarines de Puerto Rico? ¿Por qué no podrían ser llevados de Santo Domingo a Santiago, sino no los hubiera?
¿Es cierto que no hay para alojar a los nominados? ¿Y quién ha dicho que los nominados son alojados en hoteles por parte de la producción? A caso los nominados de Santiago no viajan a la capital, incluidos los cronistas y regresan la misma noche. Porque exaltar tanto el talento de Santiago en asambleas de Acroarte y ahora por un asunto electoral negar todo lo pregonado.
No debieran ser dos prominentes cronistas de arte, menos de Santiago, quienes salgan a oponerse a la idea de llevar los premios Casandra a esa ciudad. Si fuera de Santo Domingo lo entiendo, pues supongo que debe haber aquí compañeros que no lo compartan por un asunto de tradición. Pero que lo hagan dos compañeros de Santiago me extraña, más aun cuando ambos forman parte de un sector en Acroarte que no ha presentado propuesta ni en esa ni en ninguna otra dirección.
Ese es un simple punto de nuestros planes de relanzamiento de los premios Casandra, pero no el principal, que es nuestro compromiso de transparentar mediante medidas institucionales todos el proceso de monitoreo, evaluación y premiación. El compromiso de proponer que el Consejo de Asesores vuelva a ser el eje de la elección de los reconocimientos por trayectoria en esa premiación y que ampliemos el número de cronistas con derecho a votos, incluyendo a los miembros fundadores y de las filiales de Miami y Nueva York para que esa decisión no sea solo de unos cuantos.
Quisiéremos que también hablaran de eso públicamente y les presentaran un plan de trabajo razonable a los miembros y no limitarse a oponerse al nuestro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.