SANTO DOMINGO. “Juntos en concierto”, el show que protagonizaron la noche del pasado sábado los artistas Chayanne y Marc Anthony en el Estadio Quisqueya, convocó alrededor de 30,000 personas.

El show no tuvo desperdicios. Los puertorriqueños reafirmaron su posicionamiento en el mercado local. Chayanne fue quien abrió a las 8:25 de la noche, logrando que la multitud lo ovacionara desde que su figura apareció imponente en el escenario.

El intérprete de “Provócame”, “Torero”, “Lola”, y otros éxitos tuvo mejor apuesta que Marc Anthony, a pesar de que era el gran esperado de la noche. No inventó, combinó temas nuevos y viejos. La audiencia sucumbió ante ello.

El artista luce más seguro en la escena. Parece que el peso de los años no le pesan, pues su desplazamiento en el escenario no permiten que se le vea el “refajo” del tiempo.

Chayanne saludó al público. Agradeció el cálido recibimiento, la complicidad que ha tenido por parte de los dominicanos a lo largo de su trayectoria. Fue sincero, humilde.

Los gritos de la audiencia eran una especie de bujía para que en cada cuadro de su propuesta, se esforzara para dejar el “forro” en el escenario. Su última actuación en el país fue en 2007.

Un acoplado cuerpo de baile, combinado con una proyección visual y el uso de otros recursos complementaron su apuesta que terminó a las 9:20 pm, pero tuvo que volver ante el reclamo de sus fans. Se despidió finalmente a las 10:15 de la noche. Su banda se escuchó nítida, teniendo como pie de amigo a los recursos técnicos que permiten la secuencia de sonidos.

Amelia, con el pueblo

La ex Miss Universo, Amelia Vega no debió actuar después de Chayanne. Pero así fue.

Su contacto con el público fue frío, a pesar de estar respaldada por una banda integrada por reputados músicos, cuya dirección fue de Yannina Rosado, directora de la banda 440 de Juan Luis Guerra.

El espacio que le dejaron para actuar fue pésimo. Se quejó con razón. Nunca apagaron las luces, pues detrás del feo telón que le quedaba a su espalda, técnicos y obreros preparaban la escena para Marc Anthony.

Cantó cuatro temas, entre ellos, “Pasa un segundo” y “Tú”. Con un vestido que dejó al descubierto su vientre y la espalda, puso a muchos a pesar más allá del escenario.

Amelia debe trabajar la plaza dominicana. La respuesta del público fue tímida, lo que evidenció que ella está desconectada del país.

Durante la actuación, agradeció al país por acogerla en su pasado reinado. Expresó que se sintió muy feliz de poder compartir con artistas de la talla de Chayanne y Marc Anthony.

Marc Anthony, como siempre

El polifacético Marc Anthony, ciertamente el más esperado de la noche, tardó unos 40 minutos para subir a escena. El proceso de montaje le tumbó el ánimo al público, que reaccionó por una lluvia que amenazaba el show.

El sonero subió a escena a las 11:15 de la noche. La actriz e intérprete y esposa del cantante, Jennifer López, se acomodó en el ala derecha del escenario y aplaudía a su marido.

La algarabía de sus seguidores se apoderó del recinto. “Y hubo alguien” “Estoy enamorado”, Contracorriente”, “Valió la pena”, entre otros temas formaron parte del concierto en el que no faltaron una que otra canción de su más reciente trabajo discográfico.

La producción escénica de Marc Anthony es plana. Es su histrionismo lo que domina y convence. El show, patrocinado por Orange Dominicana y producido por SD Concert, concluyó cuando Marc Anthony invitó a Jennifer López al escenario para despedirse cerca de la una de la madrugada, con una descarga de fuegos artificiales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.