SANTO DOMINGO. El Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social informó  este viernes  que mantiene una estricta y constante vigilancia epidemiológica a todo lo largo de la zona fronteriza con la finalidad de prevenir la penetración del brote de cólera que se registra en Haití y que ha cobrado más de 135 muertes en esa nación.
La afirmación la hizo el propio titular de esa cartera, doctor Bautista Rojas Gómez, tras informar que todo está bajo control y que han sido reforzados con personal médico, insumos y medicamentos todos los hospitales de  la zona fronteriza para contrarrestar cualquier eventualidad  que pudiera presentarse.
Observó que el cólera se transmite por contaminación del agua y alimentos y raramente por contacto con personas infectadas o enfermas, a menos que no se cuente con las medidas de higiene básica. Precisó que se trata de una infección intestinal aguda, que se caracteriza por evacuaciones diarreicas abundantes, con vómitos y deshidratación que puede llevar al paciente al colapso circulatorio en el término de 24 horas.
El titular de Salud Pública se refirió al tema en Dajabón, a donde acudió desde las primeras horas de la mañana para coordinar las acciones preventivas frente a la enfermedad. Estuvo acompañado del viceministro de Salud Colectiva, doctor José Rodríguez Aybar; y de los directores de Epidemiología, Salud Ambiental y Emergencias y Desastres, doctores Raquel Pimentel, Luis Féliz Roa y Juan Rodríguez, respectivamente; entre otras autoridades sanitarias.
Rojas Gómez recomendó  a los ciudadanos haitianos y dominicanos que viven en  las provincias Monte Cristy, Dajabón, Independencia, Elías Piña y Pedernales, asumir una serie de medidas de higiene para evitar el contagio de la enfermedad.
Entre las medidas recomendadas por las autoridades sanitarias se destacan, la manipulación y protección adecuada de los alimentos, el lavado de manos, purificación del agua, limpieza y desinfección del hogar.
Exhortó a la población de esa zona  acoger las recomendaciones por las autoridades sanitarias e inmediatamente sientan síntomas de la enfermedad acudir a los centros de salud de esas demarcaciones.
Rojas Gómez indicó que  ese  personal de  Salud Pública permanecerá en constante monitoreo de la situación sanitaria de la zona fronteriza para evitar la penetración o contagio del cólera o cualquier otra patología.
Asimismo, enfatizó la importancia de clorificar el agua utilizada para tomar, así como para la higienización de pisos, paredes y utensilios de limpieza, lavamanos, baños, bañeras y letrinas, ya que el cloro destruye cualquier tipo de gérmenes y microbios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí