SANTO DOMINGO. Público o o no, un hombre debe evitar cualquier confrotación con quien fue su compañera y menos por asuntos de manutención de los hijos que procrearon cuando el matrimonio funcionara.
Desde hace un tiempo, el bachatero Frank Reyes mantiene un conflicto con quien fuera su esposa Lizbeth Rodríguez,quien lo acusa de no cumplir con sus responsabilidades como madre.
Esta semana el lío tomó un nuevo giro, pues Rodríguez realizó una conferencia de prensa con sus representantes legales y denunció que el artista se ha colocado por encima de la Ley (como suele suceder aquì) al no obtemperar una decisión que lo conmina a cumplir con sus obligaciones.
Ayer Frank Reyes visitó la Procuraduría para conocer si existía algún impedimento de salida en su contra como habían anuciado la contraparte y allí se defendió. La emprendió de nuevo contra la dama, en una acción que lo deja mal parado, pues parece una vecina de patio, dilucidado un asunto que no debió llegar hasta ahí.
Según el artista, su ex esposa Lizbeth Rodríguez, y la abogada Jacqueline Jiménez, “quieren conseguir algo a la mala para uso personal y no lo han podido conseguir”.
El popular bachatero advirtió que una vez concluya el proceso por manutención entablado en su contra, demandará a su ex compañera por los presuntos daños que le ha causado a sus hijos, exponiéndolos ante la opinión pública.

Manifestó que sus hijos viven en casa propia, donde se encuentra Rodríguez, quien supuestamente le vendió la parte que le correspondía a ella.

“El día que yo tenga un bien es a nombre de los cuatro niños que tengo, no a nombre de dos, ese apartamento no le pertenece a ella, le compré su parte en el 2001”, proclamó.
Frank Reyes admitió que hace tres meses él y Rodríguez están en litis por manutención por la suma de RD$200,000 al mes, y negó que hubiese comprado un gallo por US$70,000, como alegó su demandante.
Como se observa, se nota que la asesoría que ha recibido no ha sido la mejor para llevar este caso. Una figura pública no debe darse esos “lujos”. Si se quiere sacar milla mediática no creo que sea la mejor manera, no con un tema tan delicado como el de la manutención de sus hijos.  Es sin duda un pésimo manejo por parte de Frank Reyes y quienes lo orientan, si es que se deja orientar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí