San José.- Las autoridades de Costa Rica informaron este martes que en las últimas 24 horas se contabilizaron solo 6 casos nuevos del coronavirus COVID-19, pero insistió a la población en acatar las medidas preventivas y restrictivas porque persiste el riesgo de experimentar un pico súbito de contagios.

Los datos brindados en vídeoconferencia de prensa por el ministro de Salud, Daniel Salas, indican que hasta este martes se contabilizan 618 casos positivos del coronavirus desde que se diagnosticara el primer el pasado 6 de marzo.

Del total, se han recuperado 66 y han fallecido tres pacientes: dos hombres de 87 años y otro de 45.

Además, han sido descartados 6.326 casos que eran sospechosos.

En la actualidad permanecen hospitalizadas 19 personas, de las cuales 13 se ubican en unidades de cuidados intensivos.

El ministro Salas explicó que a pesar de que Costa Rica no ha experimentado un aumento pronunciado de casos a más de un mes desde el primer diagnóstico, es necesario mantener las medidas preventivas y restrictivas que las autoridades han ordenado.

“En países donde pensaban que todo estaba bien, en pocos días empezó a haber un aumento súbito de casos y fue como un globo que soltaron y cuando se dieron cuenta estaba muy alto”, declaró Salas.

El ministro dijo que el objetivo de Costa Rica es no experimentar ese crecimiento súbito en el número casos que provoque una saturación de los servicios de salud, por lo que insistió a la población que acate las medidas de distanciamiento social, de permanecer en casa y de ejercer el teletrabajo al máximo posible.

“Requerimos de responsabilidad porque el estado de vida pre COVID-19 no se alcanza fácilmente. Necesitamos vivir de una forma diferente a la que debemos acostumbrarnos porque no hemos pasado el riesgo de un pico súbito que sature los servicios”, aseveró.

Este martes las autoridades costarricenses también anunciaron una alianza con la Asociación Bancaria Costarricense, la Federación de Cooperativas de Ahorro y Préstamo y la estatal de telecomunicaciones Kolbi, con el fin de habilitar cuentas bancarias y mensajes SMS para donaciones.

Estas donaciones serán trasladadas a la Comisión Nacional de Emergencias para la compra de alimentos e implementos de higiene que serán distribuidos a las familias en pobreza o que se encuentran en mayor estado de vulnerabilidad ante la pérdida de empleos.

Desde mediados de marzo Costa Rica cerró sus fronteras al ingreso de extranjeros, suspendió el curso lectivo y eventos masivos, y aplica restricciones parciales totales a la circulación de vehículos en franjas horarias o por número de placa.

Se mantienen cerrados totalmente establecimientos como bares, discotecas, casinos y centros comerciales para evitar aglomeraciones, así como todos los parques nacionales y las playas.

Siguen operando con medidas estrictas de higiene los supermercados y farmacias, mientras que restaurantes, cafeterías y otros pequeños locales comerciales pueden funcionar pero a la mitad de su aforo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí