Madrid, (EFE).- El director de comercio electrónico y gestión de derechos de autor de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), Richard Owens, señaló hoy la necesidad de conciliar los derechos de autor y la difusión digital.

Owens expresó esta opinión a EFE tras participar en el seminario “La propiedad intelectual y el patrimonio cultural desde la perspectiva conjunta del derecho, la tecnología y la empresa”, celebrado hoy en el Ministerio de Cultura.

“La piratería es una falta de respeto a la cultura y a la creatividad”, aseguró Owens tras su conferencia, a la que asistieron expertos de España, uno de los países con mayores índices de descargas ilegales en internet.

La OMPI es la impulsoras del Tratado Mundial de los Derechos de Propiedad Intelectual que, en 1996, intentó establecer una acuerdo internacional para cubrir los vacíos legales nacidos con la explosión de Internet y que facilitaron el auge de la piratería.

Para luchar contra ella, Owens afirmó que “lo primero es la educación, lo segundo la educación y lo tercero la educación”, aunque matizó que, como causa secundaria, “quizá los productos culturales tengan los precios demasiado altos”.

No obstante, argumentó que “España no es el único país que sufre la piratería y que debe trabajar la tecnología en sus instituciones culturales” y a sus conferencias han acudido expertos de otros países como Costa Rica, México, Países Bajos y Reino Unido.

Owens centró su discurso en la canalización de las nuevas tecnologías “no sólo como un desafío, sino como una gran posibilidad para mayor difusión y rentabilidad en el ámbito de las instituciones culturales”.

Museos, bibliotecas y archivos han sido las principales instituciones a las que se ha hecho referencia en estas conferencias, por la importancia de digitalizar y preservar sus archivos.

Mientras prosigue el éxito de visitas del banco de recursos culturales europeos Europeana, Owens puso como ejemplo la labor que la Biblioteca Nacional está haciendo junto al Centro Español de Derechos Reprográficos (CEDRO) y que se ha traducido en 200.000 obras digitalizadas, según fuentes del Ministerio.

“España es de los países de la Unión Europea que más archivos ha digitalizado”, aseguró a Efe el Director General de Política e Industria Culturales, Guillermo Corral, quien cifró en 2 millones de objetos su “cosecha digital”.

“La aportación de internet ha sido fantástica, lo que pasa es que al mismo tiempo hay una vulneración de los derechos de autor demasiado alta”, explicó, y “la cultura no se produce sobre la nada, sino, como todo, sobre una estructura económica” añadió.

Por ello, consideró que “todos los países hemos estado de acuerdo en que hay que caminar hacia una mayor homogeneización jurídica” en cuestión de propiedad intelectual, aseveró Corral.

“Hay que buscar un equilibro en la utilización libre de la cultura. Porque si no se paga la música ahora, no habrá música en el futuro y sólo podremos escuchar la que hasta ahora se ha compuesto”, concluyó, por su parte, Owens. EFE

msc/cr

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí