Cualquier tema relacionado con la sentencia del Tribunal Constitucional dominicano, que establece los criterios para adquirir la nacionalidad, está propagando un debate en la sociedad, dentro y fuera del país. la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y el Tribunal Constitucional.

Evidentemente, se trata de dos países muy diferentes situados en una misma isla. Eso son Haití y República Dominicana, dos sociedades muy distintas en términos de idioma, religión, costumbres o cultura, y desarrolladas de forma opuesta en los últimos años.

Haití se ha quedado muy por detrás por su inestabilidad económica y política, mientras que República Dominicana, luego su independencia, ha ido progresando, convirtiendo el turismo en su principal fuente de ingresos.

Ahora, sin duda, el anuncio del restablecimiento del diálogo entre los presidentes, Danilo Medina y Michel Martelly, y la decisión de crear una comisión de alto nivel, conformada por cinco miembros de cada país para organizar una agenda de trabajo con temas de conflicto como el de la migración, seguridad o los comerciales.

No obstante, estas relaciones se habían visto de nuevo truncadas por la sentencia que emitió en septiembre el Tribunal Constitucional dominicano, y que las autoridades haitianas denunciaron entre las naciones caribeñas, llegando a la Comunidad del Caribe (Caricom) y a organizaciones e instituciones internacionales.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí