DIARIO LIBRE/ALFONSO QUIÑONES

SANTO DOMINGO. Distendido, alegre, jovial, siempre cálido, Pablo Milanés se reunió con un grupo de amigos dominicanos en el bar La Espiral en la Zona Colonial.

“Prueba este Zapaca 30 años, es el mejor ron del mundo”, le brindó a Sonia Silvestre, mientras escuchaban el nuevo álbum que puso Víctor Víctor “Rojo/ Rosa”, y Tomy La Culebra conversaba algo con su esposa y el gordo Oviedo. “Acabo de descubrirlo aquí”, dijo Pablo sobre el ron.

Antes había enseñado en una hermosa foto familiar hijas y nietos, mientras por la barra, de mano en mano, corrían las imágenes de sus dos nuevos hijos, un par de mellizos hermosísimos.

Entrevistas no. “Vine a ver mis amigos, en una visita íntima”, dijo sonriendo, siempre cálido.

El trovador arribó en la mañana del jueves a Santo Domingo, procedente de Puerto Rico, isla que “involuntariamente había abandonado por 11 años”, presentándose el pasado domingo en el Coliseo José Miguel Agrelot con su tour Trayectoria 45 años.

El autor de “Yolanda” regresará a Cuba este fin de semana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí