SEVERO RIVERA

SANTO DOMINGO. Conocí a Vickiana cuando inició sus primeros pasos en la televisión en su lucha por darse a conocer y ganar un espacio en el gusto de la gente. Lo logró, se ganó el favor de mucha gente, fue muy popular en su época, nunca se vio envuelta en escándalos, salvo la “disputa” publica que mantuvo con su “rival” Olga Lara, pero no más de ahí.

Por eso me resulta chocante el hecho de que al final de su vida útil en la escena asuma una conducta pública en la que nos muestra una cara distinta, vulgar en la que violenta legislaciones que regulan el uso de los medios de comunicación masivos. La semana pasada le pidió a un “hombre” que mostrara su pene durante la transmisión de su programa de televisión que transmite por Digital 15, la intención era para que este mostrara a los televidentes un pircing que tiene colocado en su glande.

Eso no es más que una falta de respeto de Vickiana. Irrespeto a su público, a los anunciantes, a la dirección del canal y una violación flagrante al Reglamento 824 que rige a una entelequia que se llama Comisión Nacional de Espectáculos Públicos.

Vickiana no tiene necesidad de terminar su carrera pública de esa manera. Es un mensaje jodido que se manda a sus hijas, hijos, al público. Es pobre el argumento de que la transmisión del programa está en una hora para adultos. Si revisamos la programación de cualquier país en el que se respeten las leyes, hace rato que estuviera fuera del aire o fuera camino a los tribunales. Pero aquí na’ena, y todo pasa por debajo de la mesa.

La acción forma parte de la decadencia de la sociedad dominicana. Vamos mal, muy mal. Me gustaría saber cuál es el referente que tiene Vickiana para hacer lo que está haciendo en ese “programa”, que recuerdo, ninguna cantante de su categoría en países que suelen ser tomados como ejemplo han hecho cosas similares para poder evitar desaparecer de la escena.

Que pena que Vickiana termine. No es como  se empieza, sino como se termina.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí