Buenos Aires, (EFE).- La cantante argentina Mercedes Sosa, internada en una clínica de Buenos Aires, sigue grave y “con un mayor deterioro de sus funciones orgánicas”, indicó hoy el nuevo parte médico de la artista.

La “Negra” Sosa continúa en coma farmacológico, con asistencia respiratoria mecánica y su pronóstico sigue siendo reservado, añadió el último parte, que agradece además la preocupación de los medios de comunicación por la salud de la cantante.

Sosa, de 74 años, se encuentra en la unidad de cuidados intensivos del sanatorio de la Trinidad a la que fue ingresada el pasado 18 de septiembre por una afección hepática que se complicó con problemas cardiorrespiratorios.

“Esperamos un milagro pero Dios va a decidir y somos todos muy creyentes, muy respetuosos. Estamos con toda la fe y toda la esperanza”, señaló “Coqui” Sosa, sobrino de la cantante, quien consideró que su tía tiene “una energía enorme”.

La artista es una “referente” por ser una persona “que ha estado con tantas figuras de distinta ideología pero siempre con firmeza y manteniendo el cariño”, enfatizó el sobrino de la intérprete.

Sostuvo además que los familiares están “maniobrando” la página web oficial de Sosa, que “colapsó” en un momento a raíz de la gran cantidad de mensajes de apoyo recibidos en los últimos días, lo que demuestra que “el amor puede movilizar”, dijo.

El sitio abierto en la red social en Internet Facebook también se colmó de mensajes de reconocimiento y apoyo a la artista.

Las cadenas de oraciones que pidió el hijo de la cantante, Fabián Matus, y los deseos de mejora se sucedieron en las últimas horas de la mano de artistas y allegados que visitaron a Sosa, que ayer recibió la unción de los enfermos de parte del sacerdote Luis Farinello, quien dijo que ahora “solo resta esperar un milagro”

La presidenta argentina, Cristina Fernández, también se comunicó este viernes con Matus para ponerse “a entera disposición” de la familia de la artista, internada con pronóstico reservado, precisaron allegados a la intérprete.

Otros presidentes como el ecuatoriano Rafael Correa y la chilena Michelle Bachelet también manifestaron su pesar por el cuadro de salud de la “Negra”.

La cantante, nacida en San Miguel de Tucumán (noroeste) en 1935, es la intérprete folclórica más premiada de Argentina, cuyo último trabajo, “Cantora”, con reconocidos artistas, se convirtió este año en un éxito de ventas en Argentina. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí