SEVERO RIVERA

SANTO DOMINGO. La República Dominicana está secuestrada por una clase política que no tiene miramientos. Intentar despojar a la población del acceso a las playas para favorecer a sectores empresariales fortalece mi criterio en ese sentido.

No hay que ser un experto para conocer los niveles de compromisos políticos, empresariales y hasta con gente que de la noche a la mañana se ha hecho rico sin sacarse el “Loto”. La mayoría de Senadores y Diputados no se mueven en función de los intereses de la población, lo hacen para un provecho personal, un provecho de su parcela política o para responderle a empresarios y “empresarios”.

Los que votan tienen un vivo ejemplo de lo que se llama una burla. Prohibir el acceso definitivo a las playas era lo que nos faltaba. Ya quedan muy pocos espacios públicos, pues es sabido que en lugares como Bávaro, Punta Cana, La Romana, Puerto Plata y en otros puntos, son escasas las playas de uso público.

No hay dudas, la constitución que se está cocinando en la Asamblea Nacional no será más que un mamotreto con la complicidad empresarial y la de todos los partidos políticos del sistema…estamos secuestrados por la claque política.

También te podría interesar:   Un cpierde por primera vez en Massachusetts y progresistas se imponen

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.