Nueva York, (EFE).- El Teatro Apollo de Nueva York, la legendaria sala en la que nacieron estrellas de la música negra como Ella Fitzgerald y James Brown, continúa este fin de semana con la celebración de su 75 aniversario como una de las instituciones culturales más icónicas de Estados Unidos.

Con varias jornadas de puertas abiertas, en las que el público puede disfrutar de forma gratuita de visitas por la emblemática sala y contemplar fotografías y vídeos de las actuaciones más históricas que ha acogido, el Teatro Apollo celebra más de siete décadas desde que en 1934 se permitiera el acceso al recinto de la comunidad afroamericana.

Hasta entonces, la sala de espectáculos, inaugurada en 1913, solo recibía a espectadores blancos, pero, después de ser comprado en 1932 por el empresario Sidney Cohen, el Apollo abrió sus puertas a los afroamericanos con un espectáculo de jazz y desde entonces ha recibido a todos los grupos étnicos que componen Nueva York.

Ésa es la historia que los visitantes del Apollo podrán conocer este fin de semana, cuando, además de disfrutar de visitas guiadas por el historiador Billy Mitchel, el mayor experto en el teatro, también verán actuaciones de grupos locales.

Además, los amantes del Apollo tendrán la oportunidad de participar de forma gratuita en una simulación de las famosas noches de aficionados, unos espectáculos que lanzaron la carrera de artistas tan conocidos como Billie Holiday, Marvin Gaye y Sammy Davis.

De las conocidas y prestigiosas “Amateur Nights”, también han surgido estrellas como Sarah Vaughan y Bill Cosby, y siete décadas después, el Apollo, que está en proceso de restauración, continúa con esta famosa tradición, ahora bajo la producción de Marion J. Caffey.

También te podría interesar:   Advierten del riesgo de un rebrote de coronavirus en República Dominicana

Los Jackson 5, con un niño Michael Jackson, también pasaron por el escenario del Apollo.

Jackson, fallecido repentinamente el pasado 25 de junio en Los Ángeles, recibió el tributo de sus seguidores neoyorquinos en ese lugar, que se ha convertido desde entonces en un punto de peregrinaje para los admiradores que visitan la Gran Manzana.

En 2007, los restos mortales del “padre del soul”, James Brown, fueron velados en el Apollo, donde nació su carrera y donde en 1963 grabó el popular disco en vivo “Live at The Apollo”.

Muchos artistas latinos también se han presentado en este “templo de la música”, como el dominicano Johnny Pacheco y Su Charanga, que fue la primera orquesta latina en aparecer como atracción principal en el famoso teatro en 1962.

Otros nombres son los “reyes de la música latina”, el timbalero de origen puertorriqueño Tito Puente y la cantante cubana Celia Cruz, entre otros, y más recientemente, ya en 2001, se llevó a cabo la primera serie de conciertos de música latina, que comenzaron con el rock de Beto Cuevas y La Ley, al que le siguieron Rubén Blades, Ednita Nazario, Luis Fonsi, Olga Tañón y Lupillo Rivera.

En diciembre de 2007, el famoso cantante José Feliciano hizo realidad su sueño de ofrecer un concierto en ese escenario.

La celebración del 75 aniversario del Apollo, cuya misión es honrar el legado de las contribuciones de los artistas afroamericanos, se alargará hasta el año 2011 y contará con la colaboración de otra prestigiosa sala neoyorquina, el Carnegie Hall, así como el Instituto Smithsonian de Washington.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.