SEVERO RIVERA

MATA lOS INDIOS, VILLA MELLA. El hijo del fenecido Sixto Minier, Capitán de la Cofradía del Espíritu Santos de Los Congos de Villa Mella, un nieto y la encargada del museo, reaccionaron con sorpresa ante lo denunciado por Avelino Stanley en un foro internacional, en el sentido de que ellos y los Guloyas están atravesando por situaciones calamitosas.

Félix Martínez Minier, hijo de Sixto, Santo de Paula, González y Josefina Tavárez, reseñaron que están sorprendidos de que Avelino Stanley se dé cuenta ahora de las calamidades por la que atraviesan. “Nosotros lo único que hacemos es trabajar sin recibir un centavo a favor de la cultura y para nuestra comunidad. Yo nunca recibí nada de ese señor cuando estuvo en la Secretaría de Estado de Cultura”, reseñó Félix Minier.

Los Congos de Villa Mella fueron declarados en 2001 como “Patrimonio de la Humanidad” por la Unesco.

Hace unos diez años se creó el Museo de la Cofradía, en una casa que a penas puede mantenerse sostener el techo, pues ni la Sindicatura, ni mucho menos la Secretaría de Estado de Cultura han hecho aporte alguno para la construcción de una edificación adecuada.

Josefina Tavárez, quien coordina el Museo, refiere que Stanley nunca les tendió su mano mientras estaba en Cultura. “Siempre lo llamé, le escribí… nunca nos ayudó cuando era funcionario para preservar una cultura. El no conoce quienes son los congueros, lo que tocan, lo invito a que nos visite para que vea lo que somos, lo que hacemos”, dijo.

Alegó que Stanley no tiene elementos para hacer una evaluación de la situación en que se encuentran. “Hay que ir fuera denunciar que somos pobres y es cierto, pero cuando nosotros salimos fuera trabajamos la cultura como siempre lo hemos hecho, buscamos ayuda a través de este tipo de acciones”.

No importa que los integrantes de la Cofradía no dispongan de una pensión para su manutención, ni que el Ayuntamiento de Santo Domingo Norte les dé la espalda, la labor seguirá. “Al Ayuntamiento no le interesa, y los intercambios que tenemos con ellos son de lucha, al igual que en la Secretaría de Estado de Cultura”, indicó.

Tavárez invitó a Stanley a integrarse para que conozca y ayude a las 12 comunidades de los Congos que existen en Villa Mella, las cuales también están en un estado precario.

La Cofradía de los Congos del Espíritu Santo data desde el año 1503 y es una confraternidad o hermandad compuesta por un conjunto de músicos tocadores de instrumentos llamados “congos”, cuyos miembros están ligados al Espíritu Santo y entre sí con lazos de parentesco espiritual, sin discriminación racial, de sexo, social o edad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.