LOS ANGELES. EFE. Los dos oficiales, identificados como Rebecca M. Reyes y Blanca López, tuvieron que dejar su rutina laboral, aunque mantendrán su salario, mientras se dan a conocer los resultados de la investigación.

La Policía de Los Ángeles suspendió temporalmente de empleo a dos agentes en relación a la filtración a la prensa de la fotografía de la cantante Rihanna después de que fue agredida por su ex pareja, Chris Brown, informó el diario Los Ángeles Times.

Los dos oficiales, identificados como Rebecca M. Reyes y Blanca López, tuvieron que dejar su rutina laboral, aunque mantendrán su salario, mientras se esperan los resultados de la investigación que realiza el departamento sobre este caso.

Rihanna fue atacada por Brown la noche de la víspera de los premios Grammy, el pasado mes de febrero, después de una discusión en un vehículo.

La cantante denunció al que era su novio a la policía, momento en el que se le tomaron unas fotos instantáneas que dos semanas después aparecieron en la web especializada en noticias de famosos TMZ.

La fotografía mostraba a Rihanna con el rostro magullado y amoratado por los golpes.

Los inspectores obtuvieron una orden de registro para buscar pistas en casa de Reyes sobre cómo se produjo la filtración a la prensa, si bien ninguna de las policías investigadas han sido acusadas oficialmente de haber cometido un delito.

Reyes, un agente con nueve años de experiencia, compartía casa con López, una novata, cuando sucedió el incidente.

El abogado de Reyes, Ira Salzman, aseguró que su cliente “no vendió la foto y tampoco hizo nada para obtener beneficio económico”.

La defensa de López prefirió no pronunciarse sobre el suceso mientras continúa la investigación.

A finales de agosto el cantante Chris Brown fue sentenciado a cinco años de libertad condicional y realizar mil 400 horas de servicio comunitario por agredir a Rihanna.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here