EL UNIVERSAL DE MÉXICO.

Las drogas continúan dando serios disgustos a la familia Douglas. Cameron, el hijo mayor de Michael Douglas, se enfrenta a una dura pena de cárcel tras pedir a su novia que le llevase heroína cuando cumplía arresto domiciliario por tráfico de estupefacientes. El actor y su esposa, Catherine Zeta Jones, están devastados por la lamentable noticia.

En el caso de Michael Douglas, la ficción se ha acercado a la dura realidad de la vida. En la película Traffic interpretaba a un fiscal antidroga que debe luchar en su propia casa con la adicción de su hija, ahora vive devastado las circunstancias de su hijo Cameron, de 30 años, quien fue detenido en Nueva York en julio bajo la acusación de tráfico de drogas.

El joven, que vivía en libertad bajo fianza en un lujoso apartamento de Manhattan a la espera de juicio, agravó su situación cuando pidió a su novia que le trajera un cepillo de dientes eléctrico que escondía heroína. Cameron Douglas estaba bajo la vigilancia de una firma de seguridad cuando su novia, Kelly Scott, de 32 años, supuestamente le llevó una bolsa blanca que contenía un cepillo de dientes eléctrico. Un guardia de seguridad encontró en el compartimento de baterías unos siete gramos de heroína. Ella dijo a las autoridades que no sabía qué estaba escondido adentro del cepillo, pero quedó detenida y acusada en el Centro Correccional Metropolitano.

Muy decepcionados

“La familia está devastada y muy decepcionada por el comportamiento reciente de Cameron”, señaló un comunicado difundido por el portavoz de los Douglas y recogido por la revista People.

Y es que Cameron —hijo del actor y de su primera esposa, Diandra— afrontará una condena mínima de 10 años de cárcel si es culpable de los delitos que se le imputan, y podría recibir incluso una sentencia de prisión de por vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí