SANTO DOMINGO. Omega es un intérprete urbano, el más popular de un movimiento que surgió un tanto desorganizado. Antonio Peter de la Rosa comenzó su invento en el alto Manhattan de la ciudad de Nueva York.

Es un joven de extracción humilde que ha logrado el éxito con una apuesta que le gusta a un amplio segmento del mercado. Se montó en la cresta de la ola y su popularidad va en ascenso.

Anoche protagonizó una fiesta en Hard Rock Cafè Santo Domingo y logró el apoyo de sus seguidores. Ese es un recinto que se presta perfectamente para cualquier tipo de presentación. Es una franquicia que se maneja hoy con otros aires y como tal, las de aquí no están reservadas exclusivamente para propuestas rokeras o pop.

De manera que no hay que satanizar la actuación de este joven, que al margen de su conducta, se está manejando con otro criterio. ¿Quien no ha cometido un error en su vida y ha sabido corregir los entuertos?. No celebro inconductas y mucho menos acciones que dañen a la mujer, ni que transgredan otras leyes, pero Omega es una realidad.

Nuestra escena tiene otros artistas que han pasado por situaciones difíciles, fruto de la inmadurez y han sabido enmendar acciones que les han costado caro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.