ALFONSO QUIÑONES

DIARIO LIBRE. El ‘apátrida’ es el autor del “Himno de la Patria”, un regalo que hizo él mismo al Estado dominicano y que entregara personalmente al Presidente Leonel Fernández. Una canción sentida como pocas, que al amanecer, cuando uno de los hombres o mujeres que van hacia sus centros de trabajo la escucha desde alguna estación de radio que ponen en el concho, se ‘engranuja’. No sé cómo este ‘apátrida’ pudo hacer un himno capaz de estremecer, a favor de su tierra natal, a nativos y extranjeros.

Pero este ‘apátrida’ acaba de participar en un concierto que ofrecieron gratuitamente las autoridades de México (no él), para promover el turismo en ese país que fuera tan golpeado por la epidemia de la gripe AH1N1. Y eso es un crimen de lesa patria. No importa que haya donado “La llave de mi corazón” y “Something good” para la campaña de turismo dominicano.

Juan Luis es un ‘simulador’ que participó en la Feria de Turismo de Berlín, la más importante del mundo, promoviendo el turismo a la República Dominicana.

Es tan ‘farsante’ este Juan Luis Guerra que, por primera vez, se presentará en Japón los días 9 y 11 de agosto, ocasión en la que viajará también una amplia delegación de la Secretaría de Estado de Turismo con el fin de promover el turismo nipón hacia la República Dominicana.

Juan Luis Guerra es un ‘canalla’, sobre todo porque con el dinero que se gana honradamente, no extorsionando, ha sido capaz de, a través de la fundación que lleva su nombre, salvarle la vida a muchos niños. Labor silenciosa que desarrolla desde hace algunos años.

También te podría interesar:   Antes de juicio político, Vizcarra pide dejar "discusiones estériles" en Perú

Hay que desterrar a este hombre, expulsarlo, para que no siga poniendo la bandera en su guitarra.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.