SANTO DOMINGO. Para los neófitos la audiencia no manda. Quienes así piensan deberían actualizarse y conocer como camina el negocio de la televisión y la radio.

En nuestro país hay gente que insiste en descalificar una realidad que les da en la cara y cuando se divulgan unos resultados de audiencia, lectoría o de televisión procuran restarle crédito a una herramienta como esa.

El mundo pasa hoy por una crisis. En Estados Unidos hay una recesión recia, eso ha provocado cancelaciones masivas importantes cadenas de televisión, por ejemplo, en televisora hispana Univisión despidió a cientos de empleados, entre estos a figuras que explotaron durante años. Los estudios de audiencia y la remuneración los dejaron fuera.

En España, Londres, Italia, entre otras importantes ciudades, no les ha quedado más remedio que apostar a los  “reality show” un recurso que no va más allá de hacer un bulto mediático en la mayoría de los casos, pues son muy pocos los que han podido mantenerse en la palestra. El único beneficiado es quien lo auspicia. Hay, los que se han quedado en el intento, pues no necesario, pero se quedan con la “paca” y el ganador agota su minuto de fama hasta que vuelve a su realidad.

Nueva York no ha sido la excepción, allí se toca la misma música. Hay gente que trabaja estaciones de radio o la televisió, que no les queda otro remedio que apelar a los escándalos cada cierto tiempo para mantenerse a flote y sobrevivir . De ahí que usted vea, por ejemplo, que un locutor como Frederick Martínez, o los conductores del “Vacilón de la mañana”, armen tremendo lío con Toño Rosario, Fernando Villalona, Sergio Vargas o el Grupo Aventura y posteriormente se pida excusas en medio de una producción que rememora lo sucedido.  Son recursos de estos tiempos que en ocasiones rebasan los códigos de la comunicación.

También te podría interesar:   Un incendio al norte de Los Ángeles dobla su tamaño y desplaza a más residentes

Es una estrategia que funciona, que despierta el morbo y mantiene en vilo a la audiencia que termina en el centro de la tormenta.

Lo que acontece en la televisión es mucho más alarmante, pues hemos sido testigo de presentadoras que hasta han hecho colgar en la web imágenes en las que aparecen desnudas para llamar la atención.

De los artistas, ni hablar, estos apelan a lo que sean para seguir subido en la cresta de la ola, pues si descuidan van a parar directo al fundo del mar: La mayoría apuesta al desenfreno, a escándalos y a propuestas de poca monta, dejando muy poco a las nuevas generaciones.

Así andan los medios de comunicación masiva en el mundo, así  va el mundo hoy.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.