LOS ANGELES. Casi al final del homenaje a Michael Jackson, su hija Paris Michael Katherine se acercó al micrófono. Durante varios años el Rey del pop trató de mantener en el anonimato a sus hijos. Y aunque en los últimos meses de su vida éstos eran vistos ya no tanto con máscaras o telas sobre su rostro, ahora su hija decidió dar la cara para despedir a su papá ante los 11 mil seguidores que se dieron cita en el Staples Center, y también ante 2 mil 500 millones de televidentes que siguieron su tributo en todo el mundo.

Los hermanos del cantante se afanaron en bajar el atril a la altura de la niña de 12 años y luego habló: “Desde que nací mi papá ha sido el mejor padre que se puedan imaginar. Y sólo quiero decir que lo amo muchísimo”. Luego, la pequeña rompió en llanto.

La escena fue conmovedora. Janet Jackson la abrazó y enseguida los hermanos Jackson se fundieron en un abrazo. Durante toda la ceremonia, Paris Michael había encontrado en el regazo de su tía Janet buen cobijo mientras que los otros dos hijos del cantante estaban desconcertados.

Juanto antes de este momento, los hermanos Jackson dieron un emotivo mensaje final. Jermaine fue el más emotivo: “Solo puedo decir gracias a todos”, dijo entre lágrimas.

Marlon fue el más duro: “Nunca entenderemos todo lo que tuvo que soportar, no poder salir a la calle sin que una multitud lo persiguiera, haber sido ridiculizado ¿Cuánto dolor puede soportar un ser humano? Michael, tal vez ahora te dejen en paz”.

También te podría interesar:   México ronda 700.000 contagios y contabiliza 73.493 muertos por COVID-19

Marlon contó que se encontró en una tienda de discos con un tipo que vestía ropas viejas y rotas y un peinado afro corto y se le acercó para preguntarle: “Hermano ¿qué haces aquí?”

Ese hombre misterioso era Michael Jackson que trataba de pasar de incógnito por lo que le preguntó cómo lo había reconocido. Marlon le dijo: “Eres mi hermano, te conozco, sé tu forma de caminar, tus maneras… y además siempre usas los mismos zapatos”.

Su amiga Brooke Shields

Mariah Carey fue la primera en cantar “I’ll be there”, tema que catapultó a los Jackson Five a la fama en los 70.

Además se presentaron: Lionel Richie (“Jesus is love”), Stevie Wonder (“Never dreamed you’d leave in summer”) y Jennifer Hudson (“Will you be there”), quienes le rindieron tributo.

Fue despedido como un héroe, que a decir de los invitados no sólo llevó su legado a todo el mundo, también su sencillez al ser un hombre altruista.

Brooke Shields lo resumió en su mensaje: “Fue Michael Jackson quien reunió a negros y blancos, asiáticos y latinos. Fue MJ quien nos hizo decir ‘We are the world’ (“Somos el mundo”) y ‘alimenten a los hambrientos’”.

Para ejemplificar la relación estrecha que mantuvo con Michael con quien se le ligó sentimentalmente, Shields contó una anécdota de cuando fueron invitados a la boda de Elizabeth Taylor y que la canción favorita de Jackson no era “ninguna de sus obras maestras” sino una que compuso Charles Chaplin: “Smile”. Luego hizo un juego de palabras con el título de la canción para decir que todos deberían sonreir en la despedida de su amigo. Enseguida, Jermaine apareció en el escenario para interpretar dicha canción a la que el Rey del Pop le realizó una versión que incluyó en su disco History: Past, Present and Future, Book I.

También te podría interesar:   Los contagios por coronavirus repuntan en Rusia, el cuarto país con más casos

Stevie Wonder, su colega y amigo señaló: “Sé que Dios es bueno. Sé qué es lo que podemos sentir, que necesitamos a Michael aquí con nosotros. Dios debió haberlo necesitado allá”.

La reivindicación

El homenaje tuvo su momento político. Aunque no fue mencionado directamente, la congresista de Texas Sheila Jackson Lee se refirió al asunto legal por las acusaciones de abuso sexual.

La congresista comparó al cantante con “el buen samaritano” que mencionan los evangelios de la Biblia y luego dijo contundente: “La gente es inocente hasta que son declarados culpables. Eso dice la Constitución de los Estados Unidos”. Y lo dijo porque en juzgados, Jackson nunca fue sentenciado y fue declarado “no culpable”.

La congresista remató con otra declaración: “Esta familia tomó el talento que les otorgó Dios y lo compartió con el mundo. Michael nunca paró de dar, era un filántropo”. Ymostró un certificado de la Resolución 600 según la cual, el Congreso concede al cantante el estatus de icono de la sociedad por haber mejorado la vida de las personas.

Del cementerio al Staples

Antes del tributo, los actos de despedida empezaron cuando la familia e invitados llegaron al cementerio Forest Lawn Memorial Park, de Hollywood.

Contrario a lo que se pensaba, el cuerpo no fue llevado ahí para ser sepultado sólo embalsamado, ya que la familia decidió que el cuerpo estuviera presente en el Staples Center.

Tres horas tardaron en Forest Lawn de donde salió el cuerpo dentro del féretro pero sin el cerebro, órgano que resguarda el forense ya que argumentan que se deben contar 15 días después del fallecimiento para examinarlo y así saber las causas de la muerte.

También te podría interesar:   Revista Science: Trump mintió sobre el corovavirus y ha costado muchas vidas

Después, el cortejo se trasladó al Staples. En la parte inicial del homenaje se leyeron emotivas cartas como la de Diana Ross. “Michael fue mi amor personal, una parte muy preciada de mi mundo … No encuentro la forma de ponerlo en palabras. Michael me pidió que esté presente para sus niños y yo lo estaré si me necesitan”.

Otra gran ausente fue Elizabeth Taylor, no asistió porque no estaba de acuerdo con la despedida al calificarla de un “circo”. Se leyó también la carta de Nelson Mandela quien lo llamó “un gigante y leyenda en la música”.

Otro momento emotivo fue cuando un grupo de cantantes interpretaron “We are the world”. Fue cuando la familia sacó el féretro sin que hasta el momento se sepa donde fue sepultado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.