DESAHOGO

SANTO DOMINGO. Me quedé de una pieza la noche del pasado sábado cuando me senté junto a mis hijos a ver el programa de Nuria Piera. Por más vueltas que le daba a la historia los números no me cuadraban.

No entiendo como una institución como la CDEE despilfarra tanto dinero, solo con el objetivo de preparar a un funcionario que en un futuro inmediato procuraría una eventual nominación a la presidencia de la República por el partido oficialista.

Radhamés Segura no tiene como justificar las denuncias que ha hecho Nuria Piera. Pero aquí na e’na, la vida continuará su ritmo normal, pues parece que la productora de televisión está sola en su cruzada. Unos pocos, muy pocos le han hecho coro a su denuncia. La trasnochada “sociedad civil” no ha dicho ni esta boca es mía. Los partidos políticos de la “oposición” han hecho mutis por el foro. Hipólito Mejía, expresidente de la República declaró ayer que hay cosas peores, los demás guardan silencio.

En otros tiempos la historia fuera otra. No se espera acción alguna del Ministerio Público, tampoco de una entelequia denominada Departamento de Prevención de la Corrupción para que se establezcan responsabilidades.

Duele ver como nuestros impuestos se dilapidan, duele ver que por más teorías el país no avanza, pues las prioridades son otras.

Duele ver que se le envié un mensaje distorsionado a las nuevas generaciones, pero lo que más duele es la complicidad de un segmento importante de nuestra sociedad. Eso le tumba el ánimo a cualquier mortal, por más coraza que se ponga.

También te podría interesar:   Recomiendan a Cámara de Diputados poner en vigencia la Ley General de Residuos Sólidos

Gracias Nuria por tu trabajo, sigue adelante.

Definitivamente estamos jodidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.