Santo Domingo. La Policía y un grupo de cineastas dominicanos destruyeron ayer más de 500 mil video- gramas pirateados, ocupados durante operativos realizados en los últimos tres meses por agentes de la institución y representantes del Ministerio Público en distintos puntos de esta capital y la provincia Santo Domingo, en lo que es catalogado como «el golpe más grande de toda la historia asestado al comercio ilegal de películas, documentales y CDs.

Los videos serán destruidos y sus partículas vendidas a una empresa en el sector de Manoguayabo dedicada a la fabricación de utensilios de plásticos. Los recursos captados por la venta de estos desperdicios serán invertidos en la persecución de este delito.

Como responsables de piratear producciones dominicanas y extranjeras, fueron apresados y sometidos a la justicia más de 300 personas, a quienes se les ocupó quemadoras, computadoras, escáner, carátulas, entre otros objetos, cuyo valor en el mercado se estima en más de 8.5 millones de pesos.

El jefe de la Policía, mayor general Rafael Guillermo Guzmán Fermín, y el magistrado procurador fiscal del Distrito Nacional Alejandro Moscoso Segarra, afirman que la destrucción de CDs y DVD pirateados representa una muestra de la firme intención de las autoridades de enfrentar la violación a la Ley de Derecho de Autor.

Dijeron que la Policía y el Ministerio Público harán todo cuanto esté a su alcance para que los productores dominicanos se sientan protegidos de los piratas que ocasionan daños incalculables a sus inversiones económicas e intelectuales.

Recientemente fue desmantelada una banda de delincuentes sorprendida en flagrante delito comercializando el documental «Bosch: Presidente en la frontera imperial», del cineasta René Fortunato, apresando y sometiendo a la justicia a: Carlos Vásquez Coronado, Manuel de Jesús Baldera Cruz, Geraldo Espinosa Ramírez, José Altagracia de Los Santos, Pablo Morillo y José Beltré Alcántara.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here