CANADA. El abogado de Reeves lo niega tajantemente, pero la duda ya está allí. La canadiense Karen Sala, que asegura ser una amiga íntima del actor Keanu Reeves, ha interpuesto una demanda contra él para obligarlo a someterse a pruebas de ADN para demostrar que es el padre de sus cuatro hijos, que tienen entre 20 y 25 años.

La mujer, de 46 años, asegura que Reeves, de 44, fue su pareja sentimental y que se separaron tras tener a los niños. Sin embargo, según ella, el actor siempre se interesó por sus hijos y los veía de forma esporádica, aunque nunca se responsabilizó de su paternidad.

Por este motivo, Sala intentó llegar a un acuerdo con el actor para que les mantenga económicamente y, ante su negativa, ha decidido demandarlo.

“Estoy harta. Sólo quiero que asuma sus responsabilidades y que se comporte como un hombre”, ha declarado Sala al periódico canadiense Toronto Star. A su vez, la mujer reclama a Reeves 150.000 dólares mensuales de pensión alimenticia para sus hijos por todos los años que estuvieron sin recibirla, y tres millones al mes sólo para ella, en calidad de ex compañera sentimental del actor.

Sin embargo, el representante del protagonista de Matrix asegura que el actor no ha visto nunca en la vida a Karen Sala, por lo que en ningún caso podría ser él el padre de sus supuestos cuatro hijos y alega que el único interés que puede tener para reclamar esta paternidad ha de ser puramente económico. De lo contrario, las hubiese reclamado hace ya años y no ahora que los chicos ya tienen entre 20 y 25 años.

La documentación pertinente que ha facilitado la afectada ya está en manos de los abogados del famoso actor canadiense, que de momento se ha negado a someterse a ninguna prueba de ADN.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here