Severo Rivera

Santo Domingo. Según los reportes, la primera dama, la doctora Margarita Cedeño de Fernández fue objeto de una desconsideración cuando llegó junto a su hija a presenciar el concierto que protagonizó el jueves el tenor italiano Andrea Bocelli en Altos de Chavón. Algunos amigos que estuvieron allí nos contaron que fue un episodio desagradable soportar un abucheo.

Políticamente usted tiene todo el derecho de estar en el bando que considere y más en un país como el nuestro tiene la política en el tuétano, si usted no está de acuerdo con algo, o emite su criterio, pues le ponen color a su pensamiento. Todo hasta ahí se puede soportar, pero creo que fue un abuso lo que paso allí contra la doctora Cedeño. Su labor social la ha colocado por encima de situaciones políticas. Ella y Doña Rosa Gómez de Mejía, (la esposa del expresidente Hipólito Mejía) dejarán una huella importante a su paso por el despacho de la primera dama.

Margarita Cedeño ha auspiciado importantes proyectos a favor de sectores necesitados. No anda teorizando, si tiene brillo ha sido por su trabajo. Colabora con varias fundaciones, una de ellas, la Fundación de Padres con Niños con Cáncer que tiene como base de operaciones el hospital Robert Reid Cabral ha sido testigo de la titánica labor que ella ha hecho en esa institución con la que también colabora la Fundación 4-40 que lidera Juan Luis Guerra.

Este país lo que necesita es la mano solidaria de  quienes pueden para contribuir con una mejor vida de quienes viven en la extrema pobreza. Se les fue la mano a quienes propiciaron esa acción en Chavón. Eso es lo que está haciendo Margarita Cedeño de Fernández, a quien exhorto a continuar por esos senderos.

También te podría interesar:   México rebasa los 710.000 contagios y roza 75.000 muertos por la COVID-19

“El pecado” de Margarita Cedeño fue comprar boletas  y colocarlas a 200 mil pesos cada una para recabar fondos para construir 50 viviendas a gente pobre que vive en el Seibo, un proyecto que desarrolla en el marco de su programa “Vivienda digna”.

No conozco a la primera Dama, no soy de su entorno, no me una relación alguna con ella o su esposo el presidente Fernández, ni estoy buscando “vaya” para que me tomen en cuenta para una “búsqueda” porque no la necesito.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.