Puerto Rico. El actor y cantante mexicano Pablo Montero llevó hoy un mensaje de apoyo a 500 adictos rehabilitados, tras su vivencia con el alcohol y las drogas que lo llevaron a pasar tres meses en un centro de rehabilitación.

El artista, cuyo verdadero nombre es Óscar Daniel Hernández, contó durante su testimonio en el “Hogar Crea” de la Barriada Venezuela, en San Juan, que cuando comenzó con su adicción a las drogas se alejó de su familia, amigos y Dios, lo que le hizo sentirse “solo y vacío”.

El intérprete de “Con ganas de amar”, “Pídemelo todo”, “Yo te quiero” y “Que viva la novia”, recordó que fue voluntariamente al centro de rehabilitación cuando Dios le envió varios mensajes que le dieron una señal, “porque si no, no sé dónde estaría ahora”.

 

Montero obtuvo la libertad tras pagar una fianza de 5 mil 500 dólares y se declaró inocente de posesión de drogas el 21 de septiembre de 2007.

El cantante aceptó la recomendación del juez de seguir un programa de rehabilitación y tras cumplirlo satisfactoriamente el cargo podría ser desestimado.

El programa fue una alternativa para evitar la cárcel y tiene requisitos estrictos, como asistir a terapia individual dos horas por semana como mínimo y someterse a una prueba de drogas dos veces a la semana.

Sin embargo, en agosto pasado Montero sufrió una recaída y estuvo detenido durante 48 horas luego de dar positivo en el consumo de drogas.

También te podría interesar:   Detectan en Bélgica un foco de coronavirus en una empresa aeroportuaria de Lieja

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí