SANTO DOMINGO. El promotor artístico Saymon Díaz informó ayer que procederá a demandar al artista guatemalteco Ricardo Arjona por incumplimiento de contrato, abuso de confianza y resarcimiento por daños y perjuicios ocasionados.
 El doctor Gregory Gómez representante legal del señor Díaz, señalo que en el mes de diciembre del 2008, se habría pactado con el artista guatemalteco las condiciones y el sustento económico para llevar acabo su presentación en República Dominicana, no obstante el cantante recibir los valores exigidos, ha negado su presentación y ofreciendo la devolución de lo recibido, desconociendo las repercusiones  legales que esto pueda llevar acabo.
 Todo indica que, Arjona “negoció fechas para su presentación con otro promotor artistico dominicano,” aún cuando el promotor Saymon Díaz había depositado el adelanto exigido por el que garantizaba la confirmación de su presentación. “Tenemos la autorización de Ricardo Arjona por escrito, autorización que también se le envió al otro empresario, para no alegar ignorancia, denunciaron los abogados del empresario.
 
Los abogados de Díaz establecieron que su representante “no tiene problema alguno con el empresario dominicano que recibió confirmación por parte de Ricardo Arjona y quien ya anunció fechas y localidades para las presentaciones en República Dominicana
 Díaz declaró a través de sus abogados que el intérprete de “Cómo duele” se ha mostrado indiferente ante la situación, y ha querido desligarse del conflicto generado por el incumplimiento de contratado de sus representantes.
 Ricardo Arjona, que en sus últimos dos conciertos en el país ha venido contratado por Saymon Díaz, está previsto presentarse en la República Dominicana para mediados del mes de mayo, de la mano de su homólogo Nader.
 
En Internet
www.sdconcerts.com
 
 

También te podría interesar:   Procuradora se inhibe a tratar el caso Odebrecht

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.