Santo Domingo.- El presidente dominicano, Danilo Medina, afirmó este viernes que su país se acerca a la “meseta” del contagio por el coronavirus, aunque consideró que aún no es tiempo de “bajar la guardia”, por lo que amplió hasta el 30 de abril el toque de queda.

Medina defendió las acciones de corte económico y social tomadas por su Gobierno desde mediados de marzo pasado, al tiempo de exhortar a la ciudadanía a continuar obedeciendo las disposiciones oficiales para poder controlar la enfermedad.

“Reducir las restricciones en este momento podría llevarnos a un nuevo pico de contagios que no podríamos controlar. Por eso, quiero anunciar hoy que el toque de queda se ampliará hasta el 30 de abril”, dijo el gobernante en una alocución difundida por televisión y otros medios de comunicación.

En ese orden, anunció que se “endurecerá” el control policial y militar para quienes no estén haciendo desplazamientos “estrictamente necesarios” en las horas en que se permite la libre circulación en el país.

Desde el pasado 20 de marzo está en vigor un toque de queda, que prohíbe salir a la calle desde las 17.00 horas hasta las 06.00 de la mañana.

“Asimismo, se declarará de obligatoriedad que las personas se cubran la cara en espacios públicos. Si no cuentan con mascarillas, con aquello que tengan a su alcance. Pero deben protegerse, por ellos y por los demás”, recalcó.

Advirtió, además, que es “mucho lo que podemos perder” si en este momento “dejamos de acatar las normas de distanciamiento físico y aislamiento que con tanta ejemplaridad hemos mantenido hasta ahora”.

También te podría interesar:   República Dominicana suma 475 nuevos contagios y 11 defunciones más por COVID

De acuerdo al más reciente informe oficial, el país registra 200 muertos por coronavirus y 4.126 personas contagiadas. En las últimas 24 horas, se han registrado 4 fallecimientos y 371 nuevos positivos, el mayor número en un único día, lo que supone un incremento diario del 9,88 %.

Sin embargo, Medina aseguró que en esta fase del virus la República Dominicana tardó 8,6 días en duplicar la cifra de contagiados, mientras que en su momento países como España, Italia y Francia lo hicieron cada cinco días, mientras Estados Unidos tardaba menos de tres días.

“Con eso hemos logrado que no se produzca una avalancha sobre nuestros hospitales que pudiera desbordar su capacidad”, opinó.

El jefe de Estado dominicano remachó sobre las cifras y aseguró que “hay más de una decenas de países en nuestro continente que, lamentablemente, presentan una tasa de muertes en relación con el número de contagios mayor que la nuestra”.

En ese punto de su discurso dijo que la ciudad de Nueva York en estos momentos mueren por el COVID-19 136 personas por cada 100.000 habitantes, en tanto en la República Dominicana solo se producen 1,8 fallecimientos por cada 100.000 habitantes.

Expuso que no hay espacio para politizar ni para tratar de sacar ventajas electorales de la situación de crisis que atraviesa la nación caribeña.

“El lugar protagonista en este momento le corresponde a los expertos, a quienes tienen en sus manos salvar vidas”, agregó.

La crisis del coronavirus obligó al país a mover la fecha de las elecciones presidenciales y legislativas para el 5 de julio venidero.

También te podría interesar:   ACNUR alienta a República Dominicana a resolver situación de 6.400 apátridas

Al final de su discurso, pidió al país “armarse de paciencia, de disciplina y, sobre todo, de amor al otro”.

“En estos tiempos donde no caben los abrazos, la nueva forma de demostrar el amor es quedarse en casa, es respetar las normas, es protegerse el rostro y lavarse las manos, es mantener la distancia. Cada una de esas acciones y gestos, en estos días, es una muestra de amor”, apostilló.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.